Paulina Zamora y su interés por la psicología jurídica e investigación en vulneración de derechos

Actualmente es Directora del Programa de Investigación, Archivo y Documentación (PIAD) de la Comisión Chilena Pro-Derechos juveniles, Codeju, es docente de curso de Metodología de la Investigación en área de Salud y asistente de un proyecto Fondecyt en la UDP.

En esta entrevista se refiere a su desempeño actual, sus proyecciones a futuro y su paso por la Facultad de Psicología UDP, la cuál eligió por su posicionamiento en los ranking, su enfoque pluralista y crítico que le dan un sello particular.

“Llegué a la UDP revisando los rankings, en donde en esa época estaba situada en los primeros 4 lugares, siendo la primera de las privadas. Me llamó mucho la atención la formación pluralista y el enfoque crítico, cuestión que no vi tan reflejado en otras universidades”

¿Por qué escogiste Psicología como carrera y por qué decidiste estudiar Psicología en la UDP?

Escogí Psicología como carrera después de un largo proceso vocacional. Saliendo del colegio no sabía muy bien qué estudiar, estaba entre Derecho, Psicología, Pedagogía y Sociología… Tenía un enredo enorme y terminé estudiando un año Educación Diferencial en la UMCE. Recuerdo que tuve una clase con una profesora Psicóloga y cada cosa que decía me hacía sentido, desde una lectura mucho más acabada de los procesos psicológicos, sociales y culturales. Decidí cambiarme de carrera y el desafío era encontrar una universidad, fue así como empecé a investigar y llegué a la UDP revisando los rankings, en donde en esa época estaba situada en los primeros 4 lugares, siendo la primera de las privadas. Me llamó mucho la atención la formación pluralista y el enfoque crítico, cuestión que no vi tan reflejado en otras universidades.

¿En qué trabajas o te desempeñas actualmente?

Trabajo en investigación social en donde me desempeño como Asistente de Investigación de un proyecto Fondecyt de la UDP, también trabajo como Directora del Programa de Investigación, Archivo y Documentación (PIAD) de la Comisión Chilena Pro-Derechos juveniles – Codeju y docente de curso de Metodología de la Investigación en área de Salud. Además, curso último año de Magister de Psicología Jurídica y Forense UDP, en donde he logrado profundizar en elementos teóricos y prácticos sobre modelos de intervención en vulneración de derechos, entre otros temas.

¿Qué actividades (dentro o fuera de la universidad) facilitaron el llegar donde estás ahora?La idea es hacer un repaso de las cosas que hiciste dentro y fuera de la UDP (desde participar de ayudantías, hasta mantener un hobby)

Creo que ser activa durante los años de la carrera fue fundamental para llegar a trabajar en el área de investigación. Hice ayudantías de distintos cursos como Investigación Cualitativa, Sujetos Sociales, Psicología y Justicia, Entrevista Pericial y Taller de intervención en área Psicojurídica; lo que me permitió aprender y profundizar en áreas de interés desde las reflexiones con las y los compañeros, debido a que se arma un espacio muy nutrido y protegido de co-aprendizaje.

Además, participar en las distintas discusiones que se dieron en torno a las movilizaciones estudiantiles universitarias fue el punto de partida para generar un espacio de reflexión crítica, cuestionando el rol estatal en temas fundamentales, tales como el derecho a la educación, a la salud y la vulneración de derechos contra niños, niñas y adolescentes. Lo que me ha motivado a ser parte de organizaciones que defienden y promueven los derechos de jóvenes como la Codeju, desde un activismo políticosocial.

¿Qué consejos les darías a los estudiantes que recién comienzan su formación en la escuela de Psicología UDP?

Apropiarse de los diferentes espacios que se han construido. Hay un montón de actividades en las que pueden participar, no sólo de desarrollo académico en la facultad, sino que también en la universidad como voluntariados sociales, intervenciones con la comunidad en torno al barrio universitario, participación política, grupos de juego, deporte, baile. No todo es estudiar para pasar los ramos, hay mucho más de donde aprender.

¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la Escuela de Psicología UDP? (anécdotas, vivencias, recuerdos inolvidables)

Mis mejores recuerdos están relacionados a las grandes personas que trabajan en la escuela: Jacqui, Paty, las Sandritas, Valdemar, Alejo, Clarita, el Lucho. ¡Pucha que nos ayudan con su sabiduría! De tantas que me salvaron jajaja me acuerdo con mucho cariño de algunos profesores, la calidad humana al realizar clases y la preocupación por el desarrollo de aprendizaje. Lo que creo no olvidaré son las noches eternas de estudio con el Diego y la Kami con desborde de chocolate y panqueques con manjar para mantener las energías, porque siempre lechones jajaja

Para ti, ¿Cuál es el sello de Psicología UDP y cuál es su impacto en tu perfil y desarrollo profesional?

Es la lectura de las problemáticas sociales a través del pensamiento crítico. Esto ha sido fundamental en mi desarrollo profesional, ya que me ha permitido generar propuestas interventivas e investigativas desde un cuestionamiento constante a los sistemas que mantienen desigualdades sociales. Ser conscientes de las brechas de género, salariales, etarias, económicas, étnicas y sociales nos permite realizar análisis desde un enfoque interseccional, el cual reconoce las características del sujeto comprendiendo desde donde surgen los distintos tipos de discriminación y desventajas relacionadas a su historia de vida y al imaginario social que representan como sujetos sociales.

¿Cuáles son las demandas profesionales que identificas en tu ámbito de desempeño (qué se les exige hoy, a los profesionales de tu área), y cuáles son las competencias (en tu opinión) que permiten cumplir satisfactoriamente con estas demandas?

En el ámbito Jurídico, se nos exige generar estrategias de intervención o investigativas desde el dominio técnico de las problemáticas en las que se trabaja. Es fundamental comprender los fenómenos desde las distintas aristas de donde surgen, sin caer en las respuestas causalistas unidireccionales relacionadas con una comprensión naturalizada de las conductas violentas, por ejemplo. Para esto la formación de la escuela ayuda muchísimo, tenemos una muy buena área psicojurídica que nos preparó desde el primer curso para enfrentar profesionalmente estas demandas. De hecho, se reconoce a los y las psicólogas UDP en los espacios profesionales jurídicos por la rigurosidad de sus prácticas metodológicas y éticamente afianzadas.

¿Cuáles son tus proyecciones de aquí a 5 años más? ¿Cómo ves tu vínculo con la Universidad en el futuro?

Me gustaría trabajar en investigación o evaluación de políticas públicas en temáticas psicojurídicas relacionadas a vulneración de derechos en niños, niñas y adolescentes. Creo que es un área que requiere de mucho trabajo para seguir avanzando en propuestas para superar la importante crisis institucional y social que estamos viviendo hoy en día y me gustaría ser aporte en ese espacio. Creo importante mantener vínculo con la universidad, ya que permite mantener las relaciones que he formado con tanto cariño con las y los profesionales que trabajan aquí y también existe un espacio para seguir generando conocimiento aplicado a través de investigaciones o propuestas de proyectos.

¿Qué le dirías al estudiante que está indeciso entre estudiar psicología en la UDP o en otra casa de estudio?

Lo principal es revisar las alternativas con las que cuenta, cuál es la propuesta de las mallas de estudio y la coherencia que tiene con el perfil de egreso. Además, le puede preguntar a egresadas y egresados de las facultades de las opciones que tiene para profundizar desde la experiencia más práctica, en donde puede preguntar cómo es la carga académica, la vida universitaria, los profesores, etc.