Mauricio Schwarze y la importancia de su consulta clínica privada

Actualmente es su principal fuente de trabajo, donde la especialización y la experiencia que ha adquirido en esta área, le abrió el camino para dictar un curso sobre Psicoanálisis.

MSchwarze¿En qué año ingresaste a la UDP y en qué año te titulaste?

Entré el año 2003 y egresé el 2009

¿Qué desafíos laborales destacarías desde tu egreso?

El haberme incorporado al mundo de la salud publica. En un principio fue difícil porque los cupos son pocos, y si no logras incorporarte en un primer momento, uno debe comenzar a sopesar labores en otras áreas; trabajé en consultoras de RRHH y fui analista de DO en Cencosud. Me demoré, pero logré incorporarme finalmente el año 2013 a través de un concurso público al Cesfam Santa Anselma de la comuna de la Cisterna. El trabajo clínico fue intenso y un gran entrenamiento para mi. Tomé responsabilidades como Encargado de Programa y como Jefe de Sector, estando a cargo de los profesionales médicos y de salud del sector. Esto último fue muy desafiante, pero muy enriquecedor en cuanto a los vínculos que se establecieron con el equipo.

¿En qué trabajas actualmente?

Hoy soy independiente. Trabajo en mi consulta privada y puedo vivir de ello, por lo que estoy muy feliz. Partí con la consulta el año que egresé, de hecho nunca dejé de hacerlo, pero no era mi prioridad, siempre me mantuve con un par de pacientes. Hace poco menos de dos años que ya mi consulta tomó forma, y hoy puedo decir que es mi fuente de trabajo principal.

Cuéntanos, ¿qué es lo que más destacas de tu formación profesional en la Escuela de Psicología UDP?

Me gustó mucho la formación teórica que recibí. Siento que me dejó muy bien nivelado en relación a otros colegas de otras escuelas. Entiendo que también hay un tema de propia motivación, pero en sí, hay muchos conocimientos que son parte de mi funcionar y que extraigo de mi experiencia de pregrado.

¿Crees que Psicología UDP tiene un sello que nos distingue de otras escuelas?

Yo creo que todas las escuelas se caracterizan por algo, ahora ¿que es eso? no lo sé. Se que el perfil de los alumnos de la Portales, y voy a hablar de mi generación y de quienes conocí de generaciones posteriores, es de un perfil teórico con buenos fundamentos. Sin desmerecer la importancia de la práctica, pero creo que en nuestro quehacer, tener un buen backup teórico es esencial.

Como Psicólogo de la Universidad Diego Portales, ¿qué es lo que más ha servido para tu desarrollo profesional hoy?

Extraigo los conocimiento clínicos por sobre otros. La experiencia que tuve con los diferentes profesores en el área de la salud y clínica, fueron buenas bases para poder seguir interesándome en el estudio para los años venideros.

¿Cómo fue tu paso por la UDP? ¿Qué recuerdos guardas de tus años de estudio?

Para mí la universidad fue muy importante. Muchos cambios de mi vida personal ocurrieron estando allí, y siento que gran parte de mi maduración se dio durante esa etapa. Mi madre falleció durante este periodo, mi padre estaba muy enfermo y ya no era autovalente, entonces yo y mi hermana menor tuvimos que aprender a sostener la situación. Mis amigos, así como algunos profesores y parte de la dirección, fueron muy importantes para apoyarme en esa situación particular. Sin ellos tal vez habría sido más difícil y confuso. Estoy muy agradecido de lo que hicieron.

Tal vez en una nota más ligera, siempre hay una anécdota que cuento sobre mi paso por el pregrado. Teníamos un examen para el ramo de Psiquiatría y Psicopatología 3, este era oral, y estaba bastante difícil por la cantidad de materia. Recuerdo haber entrado junto a 5 compañeros, y si bien di una prueba como para pasar, el grupo en general no respondió muy bien, por lo que el profesor en un acto de molestia ofreció un 7 a quien respondiera una pregunta: “¿Quién dijo el infierno está en los otros?”. Recuerdo que todos se quedaron medio pasmados y no sabían qué decir, finalmente yo respondí -en realidad pregunté-: “¿Sartre?”. El profe me miró, miró a su ayudante. Se rió y me dijo: “Sal. Te sacaste un 7.0.” Al salir varios compañeros me miraron y me preguntaron que pasaba -imagino que salí con un rostro confuso-, y les dije que me había sacado un 7.0, contándoles cómo. Todos se largaron a reír. Ese recuerdo lo tengo aún grabado en mi memoria.

¿Crees que en estas últimas dos décadas ha cambiado el perfil del psicólogo y lo que se le debe enseñar a nivel de pregrado?

No creo que el perfil de psicólogo haya cambiado mucho. Me parece que siempre hay avances en términos de la técnica y la tecnología, pero en sí el perfil del psicólogo tiene pilares fundamentales. Obviamente, el perfil de un clínico respecto al de un organizacional o educacional, difieren en términos temáticos e instrumentales, en cuanto a la forma de abordaje que tienen respecto a sus objetos de trabajo. Me carga la expresión objeto de trabajo, pero no recuerdo alguna forma diferente para denominarlo. Pero en sí, el perfil de psicólogo tiene competencias y bases que son transversales y constantes en el tiempo, particularmente porque su terreno de trabajo es el de las personas. No es como las carreras más técnicas y tecnológicas, que el perfil se modifica cuando hay nuevas innovaciones. En psicología las innovaciones aportan, pero no cambian el objeto de trabajo. Sí creo que el pregrado intenta abarcar un espacio muy amplio que hay entre las diferentes áreas, y es difícil poder afinar los conocimientos específicos que habrían de importar una vez que nos incorporamos a la vida laboral. Yo creo que es importante dar cuenta que el pregrado es una etapa inicial, y que uno debe apuntar a la especialización una vez que se tenga algo de experiencia laboral.

Finalmente, ¿Cuáles son tus proyecciones de aquí a cinco años más?

Hoy yo sigo trabajando en la consulta privada, y dudo que ya lo deje o relegue a un espacio menor. Es tan importante mi consulta que inicié la formación de Psicoanálisis en el Instituto Chileno de Psicoanálisis, la cual dura 4 años (por lo menos). Creo que no dejaré de estudiar, y muy probablemente haga un máster una vez terminada la formación. Mi foco está en la independencia que he logrado y en lo a gusto que me siento con la consulta. En todo caso no dudo que me gustaría complementar este espacio de trabajo sea con algunas horas de servicio público, o en docencia en unos años más.