Con éxito se realizó II Jornada Psicosomática: “Cuerpo y dolor: Una escucha desde la clínica psicoanalítica”

Fibromialgia, dolor crónico lumbar, párkinson, aprender a vivir con dolor y psicooncología fueron parte de las temáticas tratadas en esta jornada que contó con la presencia de académicos, estudiantes y egresados se efectuó esta actividad que reunió a diversos exponentes de la psicología y ciencias de la salud quienes.

Por segundo año consecutivo el Diplomado en Psicosomática y Psicoanálisis de la Universidad Diego Portales junto a la Sociedad Chilena de Psicoanálisis (ICHPA) organizaron la II Jornada Psicosomática que este año trató sobre “Cuerpo y dolor: Una escucha desde la clínica psicoanalítica”, actividad que se realizó con éxito el viernes 30 de noviembre en el Auditorio de la Facultad de Psicología de la UDP y que este año contó con la participación del Centro del Dolor Chile.

“Creo que es posible tener un mundo en donde el ser humano pueda ser entendido como una totalidad que incluye un inconsciente dinámico” expresó al inicio de la jornada Daniela Carrasco, psicóloga clínica y  Directora del Diplomado en Psicosomática y Psicoanálisis UDP.

Daniela Carrasco, Directora del Diplomado en Psicosomática y Psicoanálisis UDP

La primera mesa estuvo compuesta por las psicólogas Alejandra Rodríguez, Javiera Garrido y Stephanie Gómez, quienes expusieron acerca de “el significado del dolor crónico lumbar, teoría y evidencia”; “reflexiones para una comprensión psicoanalítica del Parkinson”; y “la dimensión del dolor femenino. Una aproximación a la experiencia de la fibromialgia desde un enfoque psicoanalítico”, respectivamente.

Para Alejandra Rodríguez, académica del diplomado UDP y Directora del Centro del Dolor, “el dolor es incuestionable”, ya que es una percepción personal, una experiencia que se debe abordar desde el modelo biopsicosocial del psiquiatra norteamericano George Engel (1977).

Engel postuló que en la salud participan factores biológicos, psicológicos y sociales, modelo que a pesar de ser insuficiente para la académica es importante guiarse por este debido a que “en el dolor participan factores psicológicos con evidencia científica”, aseguró Rodríguez.

En esta misma línea la psicóloga Javiera Garrido -quien se refirió específicamente al dolor en la enfermedad de párkinson-, afirmó que es importante posicionar al psicoanálisis como “un interlocutor válido”, ya que este podría ofrecer un efecto profiláctico proveyendo cierto alivio sistemático porque “a través de la palabra sería posible ligar algo del orden de lo psíquico que se relacione con el malestar provocado por el párkinson”.

La primera mesa finalizó con la intervención de la psicóloga Stephanie Gómez, quien ligó lo psicoanálisis con el padecimiento de fibromialgia. Como no hay una origen o etiología medica clara desde el psicoanálisis se entiende que es una enfermedad cuyo síntoma es difícil de visibilizar (simbolizar) convocando así una particularidad irreductible que “evoca al sufrimiento de los pacientes y que solo es expresable a través del dolor”.

Al ser consultada por esta enfermedad y sus repercusiones en la actualidad, la psicóloga clínica, apunta a que el problema está en la incomprensión del dolor y el exceso de prescripciones médicas por desconocimiento, por ejemplo, si alguien tiene una depresión o presenta dolor y fatiga la diagnostican de fibromialgia. “Se ha convertido en una derivación rápida hacia un tratamiento químico”, afirma.

Posteriormente se presentó la segunda mesa de la jornada, que estuvo bajo la moderación de la académica del Grupo de Investigación y Estudios en Psicosomática de la Sociedad Chilena de Psicoanálisis, ICHPA, Liliana Messina.

La mesa contó con los expositores: Alberto Arntz, Médico y académico de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien realizó una presentación que vinculó el dolor y la teoría psicoanalítica, asegurando que “hoy en día se genera una integración entre la neurociencia y el psicoanálisis” conocido como “el neuropsicoanálisis”, lo cual hace referencia a que no hay una separación entre lo biológico y lo psíquico “abordando el dolor en el psicoanálisis”.

Así mismo, la psicóloga Margarita Larraín presentó el tema: “Aprender a vivir con dolor desde la psicooncología”, expresando la experiencia de una paciente que tiene que vivir con el constante dolor producido por un cáncer. “Es importante trabajar la experiencia del dolor y no con el origen del dolor”, afirmó la académica.

Al término de la actividad el grupo de Investigación y Estudio de la Psicosomática de ICHPA presentó el trabajo: “El origen de la tragedia, notas para comprender el dolor” a cargo del psicólogo Víctor Narváez.

Narváez concluyó que “la enfermedad le da cuerpo a la desgracia”, -basada en la teoría Freudiana-. Es decir que el sufrimiento pasó “de adentro hacía afuera”, asegurando que “lo que duele no es tanto una representación del yo -o del cuerpo- sino que existe una representación figurativa de la herida”, explicando que existen dos fuentes de dolor como por ejemplo la piel dañada “y otra a nivel central, en el yo, que es la representación imaginaria del dolor”.

La actividad concluyó con un espacio de preguntas de los asistentes para reflexionar y compartir experiencias frente a este tema de relevancia psíquica y social.