Benjamín Podlech se atrevió como psicólogo emprendedor en Barcelona

Benjamín Podlech egresó de Psicología UDP el año 2011 y actualmente está emprendiendo en España (Barcelona) luego de haber estudiado un Máster por dos años en Coaching Sistémico, como Psicólogo, Coach y facilitador de talleres o rituales. La UDP me ayudó a “forjar una actitud que hoy en día me permite comenzar de cero en cualquier lugar y tener la inteligencia emocional y social de crear redes y proyectos”, afirma. 

¿Cómo conociste a la UDP, y qué te hizo elegirla como universidad?

La UDP la conocí como unas de las escuelas de psicología con mayor prestigio, y fue una de mis opciones al momento de dar la PSU. La elegí principalmente porque era pluralista y diversa. La verdad la elegí por intuición.  

¿Por qué escogiste Psicología como carrera y por qué decidiste estudiar Psicología en la
UDP?

Elegí psicología porque siempre ha sido mi vocación y pasión el escuchar, apoyar y ver como las personas pueden superarse a si mismas, transformarse y conectarse con posibilidades y realidades nuevas para una mejor calidad de vida. Decidí, como respondí antes, estudiar psicología en la UDP por intuición, lo que pude estudiar siendo escolar, era una malla diversa además de tener un prestigio. 
 
¿En qué trabajas o te desempeñas actualmente?

 Actualmente estoy emprendiendo en España (Barcelona) luego de haber estudiado un Máster por dos años en Coaching Sistémico, como Psicólogo, Coach y facilitador de talleres o rituales,  sumado ahora que vine a Chile por unos meses donde estoy iniciando proyectos de coaching, educación y psicoterapia. Mis trabajos por lo tanto son diversos y depende de mi proactividad y creatividad: charlas, talleres, retiros, rituales, terapias, escribir.
 
El último año he trabajado bastante el tema que une lo energético con la psiquis, los patrones y los desbloqueos, por ejemplo en el caso de las memorias o cargas en las mujeres con los hombres, no solo a nivel psicológico, sino corporal, para tener un nuevo vínculo con ellas mismas y los demás. A su vez, crisis existenciales de sentido de vida, que por la diversidad de personas que he podido trabajar de todo el mundo, he observado pautas en común para ir atravesando ese proceso de la mejor manera posible según la persona. Y una de las cosas que más me gusta son las personas con ciertas sensibilidades y deseos de desarrollar sus intuiciones en todos los ámbitos de sus vidas. En resumen trabajo tanto como psicólogo y como coach, a nivel individual y de grupos, donde he unido diferentes herramientas según la necesidad y propósito de las personas. 
 
¿Qué actividades (dentro o fuera de la universidad) facilitaron el llegar donde estás ahora?

 Me ayudo bastante el haber realizado ayudantías por más de tres años, haber tomado una asignatura en otra universidad, haber sido seleccionado para representar a la UDP en un torneo hispanoamericano de Debate en Colombia, más los vínculos con los profesores, y estudiar varias cosas en paralelo como un curso de Focusing con psiquiatras, formarme como terapeuta de Flores de Bach por un año, al mismo tiempo que realizaba la practica profesional, entre otros. En todo eso me ayudó la UDP para forjar una actitud que hoy en día me permite comenzar de cero en cualquier lugar y tener la inteligencia emocional y social de crear redes y proyectos. 

¿Qué consejos les darías a los estudiantes que recién comienzan su formación en la
Escuela de Psicología UDP?

Les diría que una cosa es lo que ofrece la malla de psicología y otra lo que tu puedas hacer para ir más lejos, y abrir puertas y posibilidades. Que cultiven una actitud de generar conocimiento no solo intelectual, sino de saber escuchar y generar vínculos. La UDP es una espacio donde podrás desarrollar un visión critica de la realidad, más dependerá de ti que esa critica sea coherente con tu ejemplo y tus acciones. En resumen, mi mayor consejo es que te atrevas a aprender lo que no conoces y te atrevas a ir más allá. 
 
¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la Escuela de Psicología UDP? 

Las ayudantías, los recreos hablando con las personas de distintas generaciones, el encuentro Humanista Transpersonal que se hizo en la UDP, Las movilizaciones que todas las universidades realizaron para el cambio en la educación, el haber ido al hospital psiquiátrico, las fiestas, la salita donde hubo tanto buenos momentos y conversaciones, las conversas con las secretarias de estudio. 
 
Para ti, ¿Cuál es el sello de Psicología UDP y cuál es su impacto en tu perfil y desarrollo
profesional?

El sello de Psicología UDP es que te da la capacidad de encontrar soluciones ante las dificultades, además de poder crear una visión propia y argumentada de tus decisiones. El impacto que tuvo en mí, es que me he atrevido a ser rebelde, y he podido desarrollar una carrera profesional auténtica, diversa y llena de desafíos en Chile y Europa. 
 
¿Cuáles son las demandas profesionales que identificas en tu ámbito de desempeño, y cuáles son las competencias que permiten cumplir satisfactoriamente con estas demandas?

Las principales demandas que he visto es la capacidad de responder de manera creativa y con seguridad sobre las inquietudes u obstáculos que van presentándose en el emprendimiento, al momento de asesorar a un profesional o en el acompañamiento o apoyo para procesos personales a una persona. En todas esas áreas se requiere capacidad buscar y crear soluciones, estrategias alineadas al propósito o foco y saber actualizar las decisiones al momento de emprender un proceso. Y las principales competencias que permiten satisfacer estas demandas es la proactividad, empatía, innovación, saber poner límites, curiosidad, apuntar a la excelencia y saber pedir apoyo cuando se requiera.  
 
¿Cuáles son tus proyecciones de aquí a 5 años más? ¿Cómo ves tu vínculo con la
Universidad en el futuro?

Mis proyecciones es consolidar mis trabajos en Europa para ir 3 a 4 meses al año y venir a vivir a Chile, para que en Chile pueda consolidar mi trabajo a nivel individual en terapia, grupal realizando talleres y formaciones con los que he aprendido en España, sumado a que me veo realizando retiros, y trabajando con profesionales de distintas áreas para un mismo propósito al servicio del bienestar. Mi vínculo con la universidad en el futuro es que realmente me encantaría hacer clases, llevo casi 3 años viviendo fuera y ahora que he estado un poco más de dos meses, me ha nacido querer realizar clases sobre coaching o habilidades blandas que se requieren en el mundo siendo psicólogo, que las aprendí principalmente en mi experiencia como inmigrante en Europa. 
 
¿Qué le dirías al estudiante que está indeciso entre estudiar psicología en la UDP o en otra
casa de estudio?

Qué la UDP te dará las posibilidades para poder crear tu camino según tus gustos, y se te abrirán las puertas si te apasionas por aprender y ser mejor cada día. Finalmente lo que hace una universidad es potenciar una manera de pensar y desarrollar una actitud, a mi la UDP me la dio y se lo agradezco de corazón.

Http://benjopodlech.com
Benjamin.podlech@gmail.com
Instagram: @benjocoach