Ignacio Silva dedicado a su formación internacional en Londres

Este egresado de la Escuela de Psicología UDP actualmente realiza un Máster en Salud Global y Desarrollo en el University College London. Durante sus años de estudio realizó una pasantía en el Hospital Psiquiátrico Dr. Hortwitz y una práctica en España.  A futuro se proyecta a trabajar en salud pública del país o a la política, ambos temas le apasionan mucho.

  • ¿Cómo conociste a la UDP, y qué te hizo elegirla como universidad?

Ignacio_Silva_editadoConocí a la UDP por medio de mi hermano que estudiaba derecho en ésta y porque siempre me interesé por las columnas de Carlos Peña quien desde entonces es el rector de la Universidad, me gustaba su mirada aguda y crítica de la sociedad chilena. Elegí la UDP por su carácter plural, con un marcado pensamiento crítico y por su buena reputación académica.  Al principio entré a Bachillerato ya que estaba en la duda si estudiar derecho o psicología. Me decidí por psicología porque siempre me interesó el vínculo con las personas y en esto, la posibilidad de comprender la diversidad y complejidad del ser humano.

  • ¿En qué trabajas o te desempeñas actualmente?

Bueno actualmente me encuentro en Londres, Inglaterra estudiando un Máster en Salud Global y Desarrollo en la University College London.

  • ¿Qué actividades (dentro o fuera de la universidad) facilitaron el llegar donde estás ahora?

Bueno creo que dividiría en dos mi estadía en la UDP y las cosas que ahí realicé. Lo primero tiene que ver con el deporte; fui parte de la selección de fútbol de la universidad y con mucho orgullo capitán de ésta lo que me hizo conocer a personas de distintas carreras y realidades. De esto destaco el compañerismo, y algo muy fundamental, si no trabajas y das todo de ti perjudicas a tus compañeros que están siempre intentando dar lo mejor en cada entrenamiento.

En términos académicos destaco tres grandes cosas: la primera en cuarto año haber participado de una pasantía de 6 meses en el Hospital Psiquiátrico Dr. Hortwitz en complemento con las clases de la universidad. Lo segundo la posibilidad de haber hecho mi práctica en España también en un hospital en donde conocí gente maravillosa y me pude abrir a nuevos pensamientos y formas de trabajar en Psicología.  Finalmente, haber sido ayudante de Nicolás Shongut fue una gran posibilidad para desarrollar el área docente. No soy mucho de dar consejos, pero algo que aprendí es que hay que ser “busquilla”, tratar de hacer pasantías o grupos de estudio que te den otra mirada de lo que vas aprendiendo en el camino, en el fondo, tratar de estar en constante búsqueda de nuevos aprendizajes y experiencias. Y bueno, el deporte, que genera compromiso y te saca un poco de la rutina.

  • ¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la Escuela de Psicología UDP? (anécdotas, vivencias, recuerdos inolvidables) 

Tengo los mejores recuerdos, me hice grandes amig@s y tuve la oportunidad de conocer a los trabajadores de la facultad que son gente comprometida y el alma de ésta. Recuerdo con especial cariño a la Jaqui, al Vicho de informática y a Luchito de las fotocopias, personas fundamentales. Al mismo tiempo, destaco al profesor Eduardo Llanos, él me hizo cambiar la forma de pensar y de disfrutar el conocimiento.

  • Para ti, ¿Cuál es el sello de Psicología UDP y cuál es su impacto en tu perfil y desarrollo profesional?
    El sello de nuestra carrera es sin duda el pensamiento crítico; el estar alerta a los hechos que nos presentan como verdades, el ser escéptico respecto al conocimiento. Al mismo tiempo, el ser una universidad con verdadera vocación pública te obliga a estar pensando e involucrado en lo que ocurre en nuestra sociedad. Estas cosas sin duda impactaron en mi perfil y desarrollo profesional y son cosas que en el ámbito laboral se valoran bastante.

  • ¿Cuáles son las demandas profesionales que identificas en tu ámbito de desempeño (qué se les exige hoy, a los profesionales de tu área), y cuáles son las competencias (en tu opinión) que permiten cumplir satisfactoriamente con estas demandas?

En una época en la cual avanzamos rápidamente hacia la robotización, las habilidades mal llamadas “blandas” como la empatía, la creatividad, la flexibilidad y la búsqueda constante de soluciones (más que de problemas) es algo fundamental en el ámbito laboral hoy en día. Hoy creo que en el mundo laboral se exige desarrollar estas habilidades con un marcado énfasis hacia la búsqueda de diálogo y acuerdos entre las distintas disciplinas y áreas del conocimiento.

  • ¿Cuáles son tus proyecciones de aquí a 5 años más? ¿Cómo ves tu vínculo con la Universidad en el futuro?

Bueno, siempre es difícil proyectarse, pero me encantaría trabajar en la salud pública de nuestro país o bien en la política que son dos dimensiones que me apasionan muchísimo. Al mismo tiempo, siempre tengo la intención de “tener una pata” en la academia, desde esa perspectiva me encantaría estar vinculado a nuestra universidad en el futuro.

  • ¿Qué le dirías al estudiante que está indeciso entre estudiar psicología en la UDP o en otra casa de estudio?

Que no se pierda, en esta universidad va a encontrar diversidad, conocimiento, pensamiento crítico y amistades que son un complemento ideal no sólo para disfrutar el día a día (que a veces es tedioso) sino también como herramientas que los van a preparar en el futuro.