Francisca Cuevas y su vocación por la docencia y la intervención asistida con animales

Su experiencia profesional la ha motivado a investigar sobre el trabajo de intervención con animales como alternativa de participación dentro del contexto educacional para motivar el aprendizaje en estudiantes.

Francisca Cuevas¿En qué año ingresaste a la UDP, y en qué año te titulaste?

Ingresé a la Universidad el año 2006 y me titulé a principios del 2011

 ¿En qué te trabajas actualmente?

Desde el año 2015 me desempeño como psicóloga educacional en el Redland School de Las Condes. Además, desde el año pasado estoy realizando un Magíster en Psicología Educacional en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Un área que me interesa muchísimo, es la intervención asistida con animales, por lo que me he especializado a través de diversos cursos, entre ellos ser entrenadora de perros de asistencia.

Como Psicóloga de la Universidad Diego Portales, ¿Qué te ha servido para tu desarrollo como profesional?

En general, destaco de la UDP la oportunidad de haber tenido una excelente vinculación entre la teoría y la práctica a partir del primer año, donde tuvimos que aplicar lo que aprendíamos dentro del aula. Además, muchísimas de las evaluaciones eran en grupo, lo cual me permitió aprender a trabajar y compartir distintas visiones con diversas personas. Al insertarme tempranamente en temas prácticos, me sirvió para comprender los diversos dilemas éticos a los que el psicólogo se enfrenta, así como también desarrollar el espíritu crítico en cada situación.

¿Cómo fue tu paso por la UDP? ¿Qué recuerdos  tienes de tus años de estudio?

Mi paso por la Facultad de Psicología de la UDP fue muy positivo, ya que en esos años no sólo pude formarme como profesional en la carrera que me apasiona, sino también formar grandes amistades que hasta el día de hoy son fundamentales en mi vida. Alguno de los ramos que recuerdo con mucho cariño es el de producción de conocimiento, pues si bien teníamos que trabajar muy duro y muchas veces era la asignatura menos querida por mis compañeros, creo que fue un aporte fundamental en mi formación.

Tengo un muy buen recuerdo de la consultoría que debíamos realizar, y que en mi caso decidimos hacerla en un colegio particular subvencionado. Ese fue mi primer acercamiento al mundo escolar, y si bien en ese minuto no tenía en mente especializarme en esa área, definitivamente me permitió adentrarme más en él. En esa oportunidad, efectuamos una consultoría con un grupo de compañeros, donde al realizar el levantamiento de necesidades, nos solicitaron un taller de aumento de autoestima para los niños de 5to básico. En cada una de las sesiones, comprendí la velocidad en la que se mueve la escuela en general, donde cada día hay distintas situaciones que afrontar. Otro aprendizaje importante fue tener que relacionarnos con distintos actores dentro del colegio, y de cómo muchas veces a nivel teórico uno puede darse cuenta de qué aspectos hay que mejorar y/o modificar. Pero en la práctica, las relaciones entre las personas pueden hacer la diferencia.

En general, puedo decir que la producción del conocimiento me permitió desarrollar la rigurosidad y prolijidad en los procesos, desde la recolección de información a la elaboración del informe, donde también aprendí a sortear y enfrentar diversos obstáculos

¿Crees que en estas últimas dos décadas ha cambiado el perfil del psicólogo, y si se debe hacer un cambio en lo que se enseña a nivel de pre grado?

Uno de los mayores desafíos que se debe enfrentar en el mundo actual consiste en trabajar colaborativamente. Por ejemplo, en el área educacional existen diversos programas, como el de Programas de Integración Escolar, en el cual si no hay un trabajo en equipo consolidado, es difícil poder apoyar al alumno de manera segregada.

En estas dos últimas décadas existe la necesidad de poder ser flexible y adaptable, y por lo tanto, el psicólogo no sólo debe aprender a trabajar interdisciplinariamente, sino que debe adquirir mayor conocimiento y vocabulario de lo que ocurre en las distintas instituciones.

Por ejemplo, cuando comencé a especializarme en las intervenciones asistidas con animales, me di cuenta de la importancia del trabajo en equipo, pues dentro de una sesión de terapia no sólo está el profesional y el usuario, sino también el técnico en terapia asistida y el animal. El médico veterinario también se hace presente al realizar los chequeos correspondientes, y así vemos que en una modalidad de trabajo específica, todos los actores involucrados deben tener un lenguaje en común que les permita desenvolverse desde cada una de sus disciplinas, dentro de un espacio en común.  A raíz de este ejemplo, me gustaría ilustrar que cada vez más los psicólogos somos llamados a aportar desde nuestra formación en distintos lugares de trabajo, donde es necesario el desarrollo de habilidades blandas como el trabajo en equipo, flexibilidad, y capacidad de adaptación. Hay un llamado a que los psicólogos aportemos no sólo desde una mirada micro, sino también a nivel de políticas públicas.

Finalmente, ¿Cuáles son tus proyecciones de aquí a cinco años más?

En estos momentos me estoy especializando en Psicología Educacional, pero parte de mis proyecciones es poder investigar sobre las intervenciones asistidas con animales aplicada al mundo socio-afectivo. En general cuando se habla de animales, se les vincula más a la rehabilitación y a la terapia, pero pocas veces se piensa que la presencia de un animal puede ser un elemento motivador fundamental que permita involucrarse en el aprendizaje. He tenido la experiencia de incorporar perros dentro del aula de clases en la asignatura de orientación, donde a nivel cualitativo, han sido impresionante los avances. Por lo tanto, mis proyecciones de aquí a 5 años, es poder investigar e idealmente validar la intervención asistida con animales como una alternativa de intervención dentro del contexto educacional. Mi sueño es poder ser un aporte al mundo educacional con esta innovadora herramienta, que aunque en un principio pueda significar un gran trabajo desde la capacitación y el entrenamiento del animal hasta su inserción en la escuela, tengo la convicción de que puede cambiar la experiencia escolar de los estudiantes.