Daniela Appelgren, psicóloga en el mundo organizacional

Desde su práctica profesional se ha dedicado a la psicología del trabajo y las organizaciones, donde hoy es gerente de personas en una start up que crea aplicaciones para empresas del mundo financiero. Así mismo, comenta cómo ha cambiado el escenario en el último tiempo para el psicólogo laboral.

daniela_appelgren_351x185¿En qué año entraste y egresaste de la Escuela de Psicología UDP?

Entré el 2009 y egresé el 2014, titulándome el 2015.

¿Qué desafíos laborales destacarías desde tu egreso?

Creo que el trabajar con un equipo multidisciplinar y de distintas edades ha sido uno de los mayores desafíos y ha significado un gran aprendizaje. Yo realicé mi práctica en el rubro financiero, en el ámbito de la psicología organizacional, e inmediatamente después de finalizar la práctica fui contratada por la misma empresa. Una de las cosas más difíciles fue enfrentarse a un rubro totalmente distinto, no entendía nada del negocio, y además en mi paso por la facultad tuve pocos ramos de psicología organizacional, tema que me habría encantado profundizar más en ese tiempo. Sin embargo, los pocos ramos que tuvimos fueron muy útiles, entregándome los conocimientos y habilidades necesarias para desenvolverme bien. El resto es experiencia y un constante aprendizaje.

¿En qué trabajas actualmente?

Actualmente trabajo como gerente de personas en Kunder, una start up de desarrollo de software y aplicaciones móviles cuyos principales clientes son bancos y empresas del rubro financiero.

¿Qué es lo que más destacas de tu formación profesional durante tus años como estudiante de pregrado en la Escuela de Psicología UDP?

Sin duda destaco el pensamiento crítico que nos inculcan desde primer año, lo que no hay que confundir con criticar por criticar, o con la crítica destructiva. Me refiero a una crítica constructiva y bien fundamentada que busca entregar mejoras y no descalificaciones, que pretende construir en conjunto a partir de distintas miradas.

¿Crees que existe un sello Psicología UDP que nos distingue de otras escuelas?

Sí, como lo mencioné anteriormente, creo que el espíritu crítico es algo que nos identifica como escuela. Esa capacidad de cuestionarnos lo dado y reflexionar ante lo aparentemente obvio, no necesariamente para cambiarlo, sino para realmente entenderlo y saber de qué hablamos. Si bien suena bastante obvio, en el día a día se ve poco.

¿Cuál ha sido el aporte de la Escuela de Psicología UDP en tu desarrollo profesional?

El mayor aporte ha sido el espíritu crítico, la capacidad para valorar la diversidad y entender que esta es sinónimo de riqueza cuando hay respeto de por medio.

¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la Escuela de Psicología UDP?

¡Muchísimos! La mayoría está poco relacionada a los estudios… jajaja. Me acuerdo de las “Psicofondas”, de nuestro pedacito de pasto en el patio, que a pesar de ser diminuto era envidiado por todas las facultades. Cómo olvidar al Luchito y su excelente voluntad y paciencia, el Amberes y el Bar de Moe, los completos gigantes de “la tía cochina”, Eduardo Llanos y sus excelentes pero imposibles pruebas, y todas las personas que conocí y los amigos que hice.

¿Crees que en estas últimas dos décadas ha cambiado el perfil del psicólogo y lo que se debe enseñar a nivel de pregrado?

Desde la psicología laboral creo que sí ha cambiado y sigue en proceso de cambio. Anteriormente el psicólogo laboral y el área de personas eran más bien un tercero, como un “extra” ajeno al negocio y bastante poco valorado. Hoy en día es un socio estratégico del negocio y un factor clave para el éxito de las organizaciones. El poner a las personas en el centro y que estas se sientan valoradas profesional y personalmente, son aspectos clave, son el desde. En ese sentido, el psicólogo laboral se ha empoderado de su rol y ha debido aprender de los distintos rubros, siendo más flexible y saliendo del ámbito estricto de la psicología para aprender de las distintas áreas y negocios.

Finalmente, ¿Cuáles son tus proyecciones de aquí a 5 años más?

Me gustaría profundizar mis conocimientos a través de algún diplomado y especializarme en un área particular de la psicología organizacional, pero aún no sé en cuál.